ANÁLISIS Y PROPUESTAS

Sociedad Civil Malagueña (SCM) trabaja permanentemente en el estudio de los problemas de nuestro país y en las posibles soluciones, buscando las confluencias con otras organizaciones similares. Preferimos oír a los expertos, que aconsejan sobre qué rumbo deben tomar las decisiones políticas para salir de este atolladero en el que estamos metidos. Gravísimo nos parece el desencanto que muestra la sociedad española ante sus instituciones y el descrédito al que las han conducido quienes han tenido la resposabilidad de gobernarlas, así como la complicidad de aquellos que han estado en la oposición, que solo querían su parte del pastel.

Nuestro objetivo es que la opinión pública presione a los partidos políticos, los actuales u otros que lleguen en el futuro, para que incorporen nuestras propuestas a sus programas electorales y de gobierno. Ello implica una labor de vigilancia y fiscalización permanente de su acción parlamentaria e institucional, ya sea al frente de las organos de gobierno o en la oposición. Quien tiene el poder está expuesto a la crítica constante, pero el discurso del resto del arco parlamentario se reduce a un cansino qué hay de lo mío o quítate tu para ponerme yo, mientras que los problemas de la sociedad no se solucionan o se agravan. No vemos ninguna actitud de preocupación por los graves retos de futuro que tiene España en la clase política actual. Están en sus batallas particulares, ya sean mediáticas, ideológicas o de ocupación de sillones y privilegios. Por eso, el país ha perdido el rumbo, sin ningún liderazgo claro ni en la derecha ni en la izquierda. Todo es una enorme ceremonia de la confusión en medio de un espectáculo lamentable, que muestra a unos partidos políticos absolutamente envilecidos, en los que de nada ha servido el relevo generacional que se ha producido en los últimos años.

Esta sección está en revisión permanente e incorporamos aportaciones y reflexiones con las que estamos de acuerdo los intergrantes de SCM, ya que son tantos los ángulos desde los que se pueden abordar los problemas, como las propuestas de soluciones que se han aportado y se aportarán. Igualmente, buscamos la confluencia con otras sociedades civiles de España, porque las recetas para salir del actual estado de cosas son bastante coincidentes.

Las reformas que planteamos han sido apuntadas someramente en nuestro manifiesto, pero queremos ir más allá. Aqui ofrecemos una breve síntesis, resaltanto especialmente aquellos aspectos que nos parecen más esenciales.

1. Reforma de la ley electoral, impulsando la creación de distritos más pequeños donde los electores sepan quiénes son sus representantes en el Congreso de los Diputados, parlamentos autonómicos e instituciones locales. Listas abiertas completas en cada circunscripción, no listas cerradas de partidos.

2. Reforma de la justicia. Necesitamos un sistema judicial independiente y no controlado por las cúpulas de los partidos políticos. Una justicia ágil, libre de servidumbres ideológicas y de intercambio de favores, que actúe de acuerdo a las necesidades del pais.

3. Acabar con los desmesurados privilegios de la clase política en sueldos, dietas, pensiones y aforamientos, que convierten a la actividad pública en un medio de vida y no en un servicio a la sociedad. Limitación de mandatos al frente de las instituciones.

4. Reformular el Estado de las Autonomías para conseguir un modelo menos burocratizado y que sea sostenible económicamente. Sí a la descentralización administrativa, no a los micro-estados que cuestionan la soberanía nacional y ponen en peligro la convivencia entre los españoles y que generan un enorme coste, en buena parte improductivo.

5. Determinar un nuevo modelo de Estado, donde se recuperen determinadas competencias por parte de la Administración Central, especialmente aquéllas que garantizan la igualdad de todos los españoles y los sectores estratégicos de la nación.

6. Generar un nuevo modelo productivo que haga sostenible nuestro Estado del Bienestar y nuestro sistema público de pensiones, así como presentar unas tasas de empleo similares al resto de Europa occidental. No dejar la financiación de las Administraciones exclusivamente dependiente de la deuda y del aumento de los impuestos, tanto directos como indirectos.

7. Generar un nuevo proyecto de España, que deje atrás definitivamente las heridas del pasado y mire al futuro con realismo y afronte la historia sin rencor. Nuestro país tiene capacidades para ser uno de los más avanzados del mundo, pero hay que generar una nueva ética para estar en los puestos de cabeza.

8. Mejorar los indicadores negativos de Andalucía respecto al resto de España (renta, nivel de desarrollo humano, desempleo, servicios públicos). Hay que superar el modelo anquilosado implantado en nuestra comunidad autónoma en los últimos 40 años, saliendo del clientelismo, la resignación, la mediocridad y el intervencionismo. En este contexto es imprescindible reflexionar sobre los problemas específicos que tiene Málaga y su provincia.

Estos aspectos se irán desarrollando mucho más ampliamente en los meses venideros con las aportaciones que vayan llegando a SCM, tanto de los socios, de los especialistas, como de la ciudadanía preocupada por estas cuestiones.

Visitantes desde el 10 de septiembre de 2018